viernes, 23 de diciembre de 2016

La Iglesia primitiva no observaba el nacimiento de Jesucristo

¿Reinsertar a Jesucristo en la Navidad?

4.000 años de Navidad



La Navidad se ha convertido en una celebración de tal importancia en la cultura occidental, que es muy difícil que alguien haga una pausa para evaluar su validez cristiana. Aquí le mostramos los hechos; sea usted mismo el juez:
Jesús no nació un 25 de diciembre. Los apóstoles de Cristo rechazaron las ceremonias y rituales paganos en su forma de adorar y enseñaron a otros cristianos a evitarlas de igual manera. La Iglesia primitiva no observaba el nacimiento de Jesucristo. La selección del 25 de diciembre se basó en las fechas de las brumales y saturnales romanas, que eran temporadas de adoración al dios Saturno.
La mayoría de las costumbres navideñas —la decoración del árbol, el uso de muérdago, el intercambio de regalos, Papá Noel— no provienen de la Biblia, sino que de antiguas religiones paganas. Por siglos, el cristianismo intentó en vano deshacerse del paganismo de la Navidad. A todo lo largo de su historia, esta celebración ha inspirado fiestas y borracheras, y la versión moderna de ella se enfoca principalmente en convencer a los niños para que atosiguen a sus padres con peticiones de regalos, y no en la adoración a Cristo.
¿Cuál es su veredicto? Algunos dicen: “Pero no podemos quitarles a los niños la Navidad”. Otros: “Mientras la Navidad acerque a las personas a Cristo, no importa lo demás”.
Anteriormente vimos cómo Pablo instruye a los cristianos en la pagana ciudad de Corinto: “¿Qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?. . . ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?
“Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré. . . Así que. . . limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2 Corintios 6:14-18; 7:1).
El argumento de Pablo tiene mucho que ver con este tema: ¿cómo podemos afirmar que estamos honrando a Dios con costumbres paganas y tradiciones que el prohíbe en su Palabra?
La pregunta crucial es, ¿cómo podemos reinsertar a Jesús en esta celebración cuando él nunca ha sido parte de ella? Difícil pregunta, ¿verdad? Pero la respuesta es de vital importancia para nuestra vida espiritual. 

Otro tema de interés en vídeo Audio
¿Es cristiana la navidad?

Gracias por dejar atrás lo falso y no festejar esta fiesta pagana, que no honra al Padre Celestial