miércoles, 25 de junio de 2014

Es también tarea masculina.

Ana Paula termino las tareas del hogar; aun le quedaba ir a trabajar como empleada domestica hasta el medio día; solía hacerlo con algunas patronas por hora y con otras, con las cuales tenia mas tiempo trabajando les cobraba por mes.
Lo que muchos hombres de familias humildes y clase media no comprenden (o no quieren entender de las tareas de sus esposas) es que, no solo terminan haciéndose cargo de la limpieza del hogar, con lo cual pocos hombres colaboran, sino que también deben hacer un seguimiento de las tareas del colegio de sus hijos, trabajar afuera de casa, hacer las compras y además estar de buen humor.
Es hora de reclamar una toma de conciencia y colaborar más con nuestras parejas, es hora de marcar una diferencia generacional; donde lavar un plato, una prenda o cambiar los pañales a la beba, es también tarea masculina.
Nestor O Salgado
Lee nuestras notas periodísticas
en Semanario Casbas
http://semanariocasbas.blogcindario.com/